CONFIRMADO: MARTINO DEJA LA CONDUCCIÓN DEL HSBC EN ARGENTINA

0
1047

La cúpula del banco quería desplazarlo porque está muy ligado a Macri.

El banquero preferido de Mauricio Macri tiene las horas contadas en Argentina. Como anticipó LPO hace dos meses, la cúpula del HSBC decidió desplazar a Gabriel Martino de la conducción de la entidad en el país.

Aunque en el entorno de Martino se habían esforzado en desmentir la primicia de LPO, finalmente se confirmó que su salida es inminente. Como suele suceder, será presentada de manera elegante: el banquero será designado en un cargo posiblemente en Londres, según informó El Cronista.

Como también anticipó este medio, su reemplazante será Juan Marotta, el director de la banca de empresas del HSBC para América Latina. Marotta es un argentino radicado en México desde hace varios años que tiene una amplia trayectoria en la entidad y que en los últimos tiempos ya venía absorbiendo funciones de Martino. 

La salida de Martino es un efecto concreto de la debacle electoral de su amigo Macri. Sucede que el banquero era prácticamente un ministro sin cartera, que actuaba como consejero presidencial y tenía acceso directo tanto a la Quinta de Olivos como a Los Abrojos.

Su salida fue pensada por la cúpula de la entidad como un “gesto” para descomprimir la relación con Alberto Fernández. Es que en el caso de Martino no había lugar para un “garrochazo elegante”, como hicieron otros hombres de negocios que supieron apoyar a Cambiemos, ya que su enfrentamiento con el kirchnerismo fue total.

En su último año de mandato, Cristina Kirchner ordenó al Banco Central que eche a Martino del HSBC por no haber tomado medidas para prevenir maniobras de lavado de dinero, después de la aparición de 4.000 cuentas sin declarar de argentinos en la sucursal suiza del banco. La avanzada kirchnerista incluyó multas de varios millones de pesos y denuncias judiciales contra Martino, que hasta se tomó unos meses afuera del país. Todo el embate judicial se frenó inmediatamente después de la llegada de Macri a la Casa Rosada.

En ese momento, el banquero preferido de Macri no solamente volvió a asumir la conducción del HSBC, sino que también participó en la mayoría de las emisiones de deuda y hasta colocó a la vicepresidenta de la Unidad de Información Financiera (UIF), la entidad pública que se encarga de combatir el lavado de dinero, delito por el cual estaba acusado. Martino fue el único en querer financiar los polémicos proyectos de PPP y estuvo detrás de la elección de Pichetto como vicepresidente.

(De La Política Online)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí