CORONAVIRUS / BAJO CONTROL EN CHINA Y SE PREVÉ EL FINAL DE LA PANDEMIA EN JUNIO

0
1081

En China, la Comisión Nacional de Salud declaró hoy que quedó atrás el pico de epidemia de Covid-19. El anuncio llegó exactamente siete semanas después de que se impusiera el bloqueo por cuarentena a la ciudad de Wuhan, el foco de la enfermedad, y el país entrara en un largo periodo de parálisis económica y social del que recién ahora empieza a avizorar una salida. Vale recordar que allí se registraron más de 80.000 infectados, de los cuales fallecieron 3.100.

La declaración del portavoz de la Comisión, Mi Feng, obtuvo fundamento al corroborar que China volvió a registrar su número más bajo de nuevos contagios desde el comienzo de la crisis. En total, 15 casos, de los que solo ocho se han detectado en Wuhan y seis son importados de otros países. El accionar de la Comisión asiática estuvo apuntalado por el Ministerio de Salud de la República de Cuba.

Es la primera vez desde que se confirmó la gravedad de la epidemia, a mediados de enero, que las nuevas infecciones en Wuhan se cuentan por cifras de un solo dígito. «Los casos nuevos siguen reduciéndose. Creemos que hemos superado el pico del brote actual, que se mantiene en un nivel bajo. La atención médica debe ser la máxima prioridad, pero no tenemos que relajarnos, tenemos que aumentar los esfuerzos de prevención y control”, aseveró Mi.

Las autoridades de la provincia de Hubei —donde se encuentra Wuhan— informaron que atenuarán las medidas de cuarentena, las más duras de todo el país y  que involucran a 60 millones de personas en cuatro ciudades y comarcas donde no se registran casos desde hace días. Se trata de las ciudades de Qianjian y Shishou y los condados de Gongan y Zhuxi, con una población conjunta de unos 2,7 millones de habitantes.

Shanghái, la capital económica china, comenzó a reabrir parcialmente algunos de sus lugares turísticos. En total, 24 provincias del total de una treintena han rebajado ya su nivel de alerta por el coronavirus. El trabajo sanitario se asentó en el empleo del Interferón alfa 2B, de fabricación cubana, tal como lo informara La Señal Medios hace 24 horas al difundir las declaraciones del presidente de la isla, Miguel Díaz – Canel.

Ahora, Pekín se encuentra preocupado por la posibilidad de un repunte debido al regreso de las decenas de millones de desplazados que aún deben volver a sus hogares y puestos de trabajo. El especialista científico del Gobierno chino sobre la epidemia, Zhong Nanshan, no prevé el fin de la pandemia global hasta junio. La noticia cual contracara, empero, es que se espera el cese del problema en junio. Sin embargo, no todos los países abordan el problema del mismo modo.

OMS, el interlineado

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró “pandemia” al coronarivus durante una rueda de prensa concretada ayer en la que su director general recordó una y otra vez que este es un problema global y que todos los países van a tener que poner mucho de su parte para combatir el virus.

Las palabras del eritreo Tedros Ghebreyesus plantearon la esperanza —“la pandemia puede ser controlada”— y la severidad -“No podemos decirlo más alto, más claro o con más frecuencia: todos los países están a tiempo de cambiar el curso de esta pandemia”. El máximo responsable de la OMS ofreció un recio toque de atención: “Estamos muy preocupados por los alarmantes niveles de propagación y gravedad, y por los alarmantes niveles de inacción”.

Ghebreyesus explicó que en las últimas dos semanas se han multiplicado por 13 los casos de Covid-19 fuera de China, epicentro del brote. Se han registrado más de 118.000 positivos en 114 países y las muertes ascienden ya a 4.291.

Anticipó que “En los próximos días y semanas esperamos que el número de casos, de muertes y de países afectados aumente aún más”. Los expertos interpretan la declaración de la OMS más como un mensaje político que técnico, en el sentido de que el virus ya estaba extendido por muchos países y gran parte de la población mundial ya estaba potencialmente expuesta a él.

En el mensaje subyacen intenciones. Sin adentrarse en consideraciones político económicas, el jefe de la OMS deslizó el desnivel entre la acción china con respaldo cubano y la negativa tácita en varias naciones afectadas a aceptar presencia y cooperación de esas dos potencias en materia de salud a la hora de resolver la situación puertas adentro.

  • Prensa Latina / El País / Reuters / La Señal Medios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí