EL FMI APROBÓ LA SEGUNDA REVISIÓN DEL ACUERDO CON LA ARGENTINA Y AUTORIZÓ UN DESEMBOLSO DE USD 3.800 MILLONES

0
632
Managing Director Kristalina Georgieva arrives and starts her first day of work at the IMF

La evaluación positiva del organismo incluyó el nivel de reservas y el techo al financiamiento del déficit fiscal alcanzados por el país a fines de septiembre. Hubo un “waiver” por incumplimiento en algunos aspectos

Tal como esperaba el Gobierno e informó Infobae, el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la segunda revisión del acuerdo que mantiene con la Argentina, lo que permitirá un desembolso inmediato de alrededor de USD 3.800 millones. Esa cifra eleva los desembolsos totales vinculados al programa a 17.500 millones de dólares.

Según un comunicado emitido por el FMI, el directorio del organismo “evaluó que las acciones decisivas recientes fueron cruciales para estabilizar los mercados, reconstruir la confianza y asegurar objetivos cuantitativos clave, incluyendo el piso de finales de septiembre para las reservas internacionales netas y el techo del financiamiento del déficit fiscal”. Además, el Directorio también aprobó “dispensas de incumplimiento para los criterios de desempeño continuo relacionados con las restricciones de cambio y los múltiples tipos de cambio”.

El programa del Gobierno argentino, respaldado por el FMI “brinda equilibrio presupuestario y en la balanza de pagos, vinculado a la aplicación constante y continuada de políticas encaminadas a fortalecer las finanzas públicas, hacer frente a la alta inflación persistente, impulsar la acumulación de reservas y sentar las bases para una crecimiento económico inclusivo”.

En el comunicado, la directora gerente del FMI Kristalina Georgieva elogió el accionar del equipo económico frente a las disrupciones del mercado de mediados de 2022 a la vez que enfatizó la necesidad de aplicar mayor disciplina fiscal y diseñar “reformas estructurales”.

Frente a las “disrupciones del mercado de mediados de 2022″, señaló Georgieva, “el nuevo equipo económico de Argentina adoptó medidas correctivas decisivas que están comenzando a restaurar la confianza y la credibilidad de las políticas. Se necesitarán políticas macroeconómicas prudentes y una implementación firme del programa para abordar una situación que aún es frágil”.

“Es fundamental lograr los objetivos de déficit fiscal primario del 2,5 % del PIB en 2022 y del 1,9 % del PIB en 2023 para moderar el crecimiento de las importaciones, acumular reservas, fortalecer la sostenibilidad de la deuda y reducir aún más la dependencia del financiamiento del déficit por parte del Banco Central. Esto requerirá fortalecer el control del gasto y una mayor eficiencia de los subsidios y el gasto social”, afirmó Georgieva.

Reservas y desembolsos

El directorio del FMI había iniciado a primera hora de la tarde de hoy su reunión. La decisión le permitirá al gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner recibir cerca de USD 4.000 millones la semana próxima para reforzar las reservas del Banco Central.

Uno de los criterios de mayor relevancia del acuerdo alcanzado en enero es la acumulación de reservas internacionales netas (RIN) del BCRA, cifra que se obtiene de restar a las reservas brutas (hoy cercanas a USD 37.000 millones) activos como el “swap” de monedas con China y los “encajes” que los bancos comerciales depositan en la entidad como contrapartida de los depósitos en dólares de sus clientes.

El acuerdo con el Fondo impone al Gobierno acumular USD 5.800 millones a fin de 2022, desde la base de diciembre de 2021, para llegar hacia diciembre a un nivel de reservas netas de USD 8.100 millones.

“Nuestro cálculo ubica las Reservas Netas Internacionales dentro del rango de la meta establecida por el FMI: entre USD 5.900 y 6,400 millones. Este valor se obtiene sin considerar el desembolso comprometido por el BID que, de confirmarse esta primera semana de octubre, podría mejorar tal resultado. Creemos que tal desembolso no será necesario para el cumplimiento de esta meta”, calculó un informe de la Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

La portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti, había además adelantado que por primera vez en su historia el Fondo trataría dos períodos conjuntos de revisión al mismo tiempo, en este caso los del segundo y tercer trimestre.

Eso es parcialmente cierto, en el sentido de que el FMI convalidó se limitaría a la meta de reservas, que el gobierno se encaminaba a incumplir hasta un mes antes del plazo sometido a revisión (al 30 de septiembre), pero terminó cumpliendo gracias al “Programa de Incremento Exportador”, como se dio en llamar al “dólar-soja” que hizo que la agroindustria liquidara en septiembre más de USD 8.100 millones y el BCRA terminara el mes con un saldo neto (compras menos ventas) de USD 4.966 millones.

Dólares y cálculos macroeconómicos

La aprobación de esa metapermitiría la llegada de unos USD 10.000 millones antes de fin de año. Son los desembolsos correspondientes a las segunda y tercera revisión del acuerdo, que en gran parte serán para pagar la deuda con el propio FMI. La semana próxima llegarán unos USD 3.900 millones por las metas aprobadas del segundo trimestre y antes de fin de año otros USD 5.800 millones, aunque en términos netos solo quedarán cerca de USD 700 millones entre pagos y desembolsos al organismo que conduce Kristalina Georgieva.

“Los números de la macro nos permiten seguir en esta senda de ordenamiento, tranquilidad y crecimiento que nos permite seguir tratando los temas centrales para el Gobierno, como la inflación y el ingreso de los trabajadores”, había dicho la vocera Cerruti.

En el segundo trimestre faltaron USD 296 millones para cumplir con la meta de reservas, pero en el tercero sobraron USD 1.052 millones gracias al dólar soja.

“Ya estaban asegurados unos 4.000 millones de dólares por el cumplimiento de las metas del segundo trimestre; en diciembre, siempre que el board apruebe el resto de la tercera revisión, entrarán unos 5.800 millones de dólares”, afirmó la fuente del quinto piso del Palacio de Hacienda. “Es algo que nunca hicieron hasta ahora”, anticipaban en el entorno del ministro Massa.

De hecho, el staff del FMI había aprobado las metas del segundo trimestre tras el viaje de Massa a Washington, donde se reunió con Georgieva luego de que durante los diez días previos, funcionarios del equipo económico habían tenido detalladas reuniones de trabajo técnico con los funcionarios del Fondo asignados al caso argentino y que conduce el brasileño Ilan Goldfjan, director del Departamento “Hemisferio Occidental” del organismo.

Lo que queda del año

En los meses que siguen, el cumplimiento de las metas del último trimestre del año reviste nuevamente un carácter desafiante: Argentina deberá continuar reduciendo la inercia fiscal (ya a un nivel más acelerado), moderando la emisión monetaria y acumulando reservas -otros USD 1.700 millones-”, agregaron por su parte desde CEPA.

A su vez, Jorge Vasconcelos, economista del Ieral, apuntó en un informe dos variables a seguir hasta fin de año: en primer lugar, la compra-venta neta de divisas del Banco Central en el mercado de cambios, “por el riesgo de un persistente deterioro del nivel de reservas luego del pico de mediados de octubre, cuando el FMI transfiera 3,9 mil millones de dólares”, y en segundo lugar el grado de abastecimiento (o desabastecimiento) en los mercados de bienes, debido a las restricciones a las importaciones (que el gobierno estrechó aún más esta semana, para “cuidar los dólares”) sobre la evolución de los precios y, por ende, la tasa de inflación.

Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí