EMPRESARIOS DESCUENTAN RECESIÓN: QUÉ MEDIDAS RECLAMAN PARA RECUPERAR ACTIVIDAD 

0
263

Entre la preocupación por el panorama político, la sequía, hombres de negocios no ven un rumbo claro, pero hablan de baja de ventas y crisis. El enigma Milei y el debate por la devaluación

“Estamos navegando en un banco de niebla y este nivel de incertidumbre es constante y resonante”. Facundo Gómez Minujín, ejecutivo de JP Morgan y presidente de Amcham, resumió en esa frase de su duro discurso inaugural el clima que recorrió el Summit 2023 de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina. El país, dijo, “está al borde de una nueva crisis“.

Minujín fue muy crítico con la marcha de la economía. El cepo cambiario, dijo “ya demostró no tener éxito”. Reclamó a los partidos políticos un programa económico focalizado en la apertura comercial y la reducción del déficit.

“Una vez que se elimine el déficit fiscal, se le dé verdaderamente independencia al Banco Central y a su directorio y se recorte el excesivo gasto del Estado, el país comenzará a crecer de manera constante y beneficiosa para toda la población”, sostuvo. En ese contexto, afirmó, llegó la sequía y su efecto palpable en distintas actividades. Pero puso el foco en la política pública para explicar la crisis actual.  

Con esa perspectiva, los ejecutivos escucharon a los precandidatos a presidente Daniel Scioli, Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich -aplaudida cuando prometió que, luego de las PASO, Juntos por el Cambio se alinearía detrás del candidato ganador- y Juan Schiaretti. También cerraba el ministro de Economía, Sergio Massa, que en los próximos días avanzaría con una convocatoria a grandes empresarios para cerrar un acuerdo económico y social de cara a las PASO.

AmCham: los pronósticos de los empresarios

Ejecutivos de compañías de distintos sectores, desde bancos hasta el agro, desde el retail hasta los insumos, validaron este duro diagnóstico, en diálogos con El Cronista

Una empresa que fabrica electrodomésticos en Tierra del Fuego y otros puntos del país contaba el efecto “quemar la plata”: comprar línea blanca para gastar los ingresos, ante la escasez de opciones de ahorro. 

Las empresas fueguinas, pioneras en la operatoria con yuanes, acomodaron su demanda de importaciones, pero ahora encuentran un mercado menos demandante. Los programas Ahora 12 ayudan, dicen, pero se ve que el consumidor está más reticente a comprar.

Sequía de dólares

En el agro, la sequía hizo estragos. En un panel sobre Agroindustria, el presidente de Bayer, Juan Farinati, el representante de Cargill, Fernando Cozzi, y el CEO de Cresud, Alejandro Elsztain, pidieron acuerdos de largo plazo para desarrollar al sector. Mientras, la venta de tecnología para la siembra (semillas, insumos, etcétera) cae y los productores retienen cosecha a la espera de una devaluación más acelerada.

Según Juan Pablo Ronderos, director de la consultora MAP, el agro deberá liquidar, en algún momento unos u$s 15.000 millones, para pagar las deudas que asumió para sembrar. La puja está dada: la demora de la venta de la cosecha derrite el dólar a $ 300, por la devaluación del tipo de cambio oficial. El Gobierno mantiene ese valor y espera que, en algún momento, la venta ocurra. El Fondo Monetario Internacional (FMI) jugará acá un rol clave.

“Que el FMI adelante los desembolsos es clave para que no pase lo de los últimos días”, dijo un ejecutivo de bancos líderes. Aludía a la corrida cambiaria y la presión sobre la brecha. Los bancos notan que el retiro de depósitos por goteo es habitual en años electorales, pero que el ruido político agrega más incertidumbre a la coyuntura y presiona sobre las divisas paralelas. Traducido: el efecto Javier Milei.

¿Dolarización?

El precandidato a presidente libertario fue invitado a Amcham, pero no respondió. Para los empresarios, es una incógnita. “Para dolarizar, hacen falta entre u$s 40.000 y 50.000 millones. ¿Quién los va a poner?” Se preguntó un ejecutivo de bancos. Los empresarios buscan esa respuesta.

Las simpatías por Juntos por el Cambio apenas se disimulan. Amcham y los bancos hacen foco en bajar el déficit para encausar la macroeconomía. Es lo que proponen los economistas de ese sector. ¿Devaluar? “En algún momento va a pasar”, respondió otro empresario. “La pregunta es hasta cuándo aguantan”. 

Según Bullrich, los precios ya ajustan al dólar paralelo y algunos empresarios coinciden. Nadie sabe responder qué ocurrirá con los alimentos y otros productos de primera necesidad que, hasta hoy, acceden a dólares a través del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC).

El Cronista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí