LAS DENUNCIAS DE LA MADRE DE FACUNDO CASTRO

0
1081

Los peritos, el fiscal y la policía habían sacado fotos del esqueleto, nadie vió la mochila de la que luego hablaron algunos medios, pero tampoco nadie vio la zapatilla de Facundo hasta que al día siguiente llegó su madre, Cristina Castro. “Son muchas las posibilidades de que sea Facundo, es un masculino, estuve todo el tiempo presente viendo cómo lo tocaban, lo daban vuelta”, dijo la mujer sin que su barbijo celeste se le moviera de la posición correcta, y fue el único momento en que se le quebró la voz del largo rato que habló con los cronistas, en medio del viento furioso, flanqueada por sus abogados Leandro Aparicio y Luciano Peretto. “Es mi instinto de madre, pero chicos nunca hubo una mochila”, agregó cuando recobró el aliento. “Nadie se puede morir o suicidar así y ahí, alguien lo tiene que haber puesto, hay una asociación ilícita que sigue operando para encubrir, el cuerpo estaba boca abajo en un humedal de agua salada, poco profundo”, sintetizó Aparicio cuando le preguntaron si pensaba que fue plantado.

“Queremos ser claros, para esta querella no existe la más mínima posibilidad de que Facundo haya llegado a este lugar de manera voluntaria, o lo trae la marea o lo plantan en este lugar, es imposible que una persona en uso de sus facultades pueda permitirse caminar por ese lugar”, enfatizó Peretto, cuando le preguntaron si era posible que alguien pretendiera cortar camino por las vías del tren para llegar a Bahía Blanca. “No tiene lógica que los huesos se dispersen para un lado por la marea, y la zapatilla está intacta al lado del esqueleto”, agregó Aparicio.

“Tranquilos que les voy a contar todo”, dijo Cristina Adriana Castro Alaniz apenas salió del lugar del hallazgo hasta un camino de arena, cuando se vio rodeada de cables, cámaras y micrófonos. “Se encontró un cuerpo, le faltan los brazos, que no descartamos pueda ser Facundo. Nunca hubo una mochila, así que si alguien tiene el teléfono del señor Sasso (un periodista local) y del señor Berni que me digan dónde está la mochila de mi hijo, lo único que hemos reconocido como de Facundo es una zapatilla, que les aclaro está puesta ahí hace no más de tres días, intacta sin desgaste, ni tierra tiene encima, lo he podido reconocer como pertenencia de mi hijo, es la misma zapatilla de la foto que estaba a 30 metros de donde se encontró el esqueleto”, dijo. “Esperen que les quiero contar algo”, siguió cuando la quisieron interrumpir con preguntas. “Cuando llegamos al lugar notamos huellas como de un vehículo que llega justo hasta adonde están los huesos, nadie había bajado, ni siquiera el pescador”, describió. 

En ese momento tomó la palabra el abogado Peretto. “Hemos pedido desde la querella hacer una pericia de esos rastros, los están levantando para ver el ancho del vehículo que pudo haber descendido, y la marca de los neumáticos, no es reciente y descartamos que no fue la policía porque no han bajado, es un dato que puede tener que ver con la presencia del cuerpo en ese lugar”. Siguió Cristina al confirmar que la autopsia será en Buenos Aires. “Me acaban de sacar sangre, lo pedí yo porque quiero que quienes se llevan los restos que pueden llegar a ser de mi hijo tengan también mi sangre para hacer todo en el momento”, agregó.

Los peritos del EAAF se llevaron también una malla tipo bermuda de nylon, aunque Castro les dijo que no era de Facundo, así como una tela oscura. “Interpelo a una parte del periodismo para decirles que denunciamos penalmente al señor Sasso, que sigue operando y le ha vendido pescado podrido a varios medios nacionales”, arrancó Aparicio. “Que me devuelva la mochila porque él fue el primero en decirlo, y Berni se basó en eso para decir lo que dijo, así que quiero ya mismo la renuncia del ministro, así como la del intendente de Bevilaqua, acá vinieron a tirar los restos de mi hijo, sigue siendo Villarino, es Villarino Viejo”, imploró. “Se juntaron a hacer un asado Sasso, Bevilaqua y la bonaerense violando la cuarentena, a mi hijo por romper la cuarentena me lo desaparecieron, mucha bronca tengo con muchas personas”, agregó Cristina.

Esqueleto disecado, zapatilla intacta

Luciano Peretto dijo que el peritaje buscará establecer la identidad del cuerpo y la causa de la muerte, que se haría el martes y que participará su perito de parte, que será la perito forense Virginia Creimer, quien participó del caso del desaparecido Luciano Arruga, y las muestras genéticas serán analizadas en Córdoba. Consultado sobre si a simple vista los huesos dejaban ver rastros de golpes, el abogado respondió: “Hay una dispersión ósea, faltan partes, la marea actuó, actuaron animales, los elementos no estaban en el mismo lugar, es un terreno hostil, muy pantanoso, donde la marea afecta mucho, en quince lugares recogieron restos de huesos”. Peretto destacó que no se condice la antigüedad del cuerpo con la que presenta la zapatilla, que es una prueba contundente para la madre de Facundo Castro. 

“Estamos denunciando que lo desaparecieron entre las 15.30 y las 16, la última vez que se lo vio no es la foto, o quien sabe si no le habrán sacado más fotos los policías que no las tenemos, no le creemos a los policías González, Sosa, Curuhinca y Flores, tampoco a Berni”, apuntó Aparicio. “Vamos a ratificar los pedidos de detención de los policías y de más también”, anticipó Peretto, al tiempo que anticiparon que recurrieron a organismos internacionales, con denuncias a presentar la semana que viene. “Caerán los que tengan que caer, si llega a ser Facundo que nos hablen de las pistas del narcotráfico, del testigo que lo vio charlando debajo de una farola en Bahía Blanca y el otro que le pidió fuego en Cerri, ahí está todo el tiempo que se perdió como dijimos desde la querella”, cerró Peretto antes de despedirse.

Página/12

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí