LOS PIQUETEROS VUELVEN A LA CALLE CONTRA EL GOBIERNO DE MILEI: MAÑANA HABRÁ CORTES A ACCESOS AL CENTRO PORTEÑO

0
27

Para evitar el protocolo antipiquete la mayoría de las protestas serán del lado de provincia de Buenos Aires. Axel Kicillof no adhiere a la norma de Patricia Bullrich “para el mantenimiento del orden público”. El desafío de los dirigentes sociales será empatizar sus reclamos con el resto de la sociedad como sucedió con la marcha universitaria

Cuarenta y ocho horas antes del paro general de la CGT, previsto para el jueves 9 de abril, piqueteros y organizaciones sociales nucleadas en la Unión Trabajadores de la Economía Social (UTEP), realizarán, desde las 10 de la mañana, cortes sorpresivo de accesos de ingresos a Capital Federal y las principales capitales del país.

“Este martes 7 de mayo vamos a realizar una nueva jornada de lucha nacional con cortes en todo el país contra el ajuste, la eliminación de programas sociales y los cierres de comedores que lleva adelante la dupla Javier Milei-Sandra Pettovello”, sostiene el comunicado firmado por los dirigentes de la UTEP, encabezada por Alejandro “Peluca” Gramajo; el Polo Obrero liderado por Eduardo Belliboni; Libres del Sur, referenciado en Silvia Saravia; y, entre otros el Frente Popular Darío Santillán, encabezado por la feminista Dina Sánchez, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), coordinado por Nico Caropresi y la Corriente Clasista yCombativa, de Juan Carlos Alderete.

De la medida formarán parte unas 40 organizaciones ya que también se sumaron También formarán parte de la protesta el, Movimiento Argentina Rebelde MAR, la Coordinadora por el Cambio Social, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el Movimiento 8 de Abril, OLP Resistir y Luchar, MST Teresa Vive, MTD Aníbal Verón, Votamos Luchar y entre otros las organizaciones que también integran el Frente de Lucha Piquetero.

Cortes para eludir el protocolo

Si bien los dirigentes intentan mantener en reserva los puntos de corte para no facilitarle la tarea al ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, que ya anunció que aplicara a raja tabla el protocolo antipiquetes, Infobae reconstruyó a través organizadores de la UTEP que habrá cinco cortes principales.

La columna sur, bloqueará la Rotonda de Alpargatas, en Berazategui;el ingreso a Lavallol, en Lomas de Zamoray el denominado Triángulo de Bernal, en Quilmes.La columna oeste cortará -con presencia destacada de la CCC- bloqueará la rotonda de San Justo, en La Matanza y en Morón, el ingreso al complejo Plaza Oeste a la altura de Avenida Vergara. En la Ciudad de La Plata realizarán un piquete en la bajada de la autopista Buenos Aires-La Plata.

Hasta ahora, el único bloqueo en la Ciudad de Buenos Aires será si ingreso a través del Puente Saavedra, lugar dónde estará ubicada la cabecera de la protesta.

En ese punto geográfico confluyen los barrios de Saavedra, Núñez, Florida y Vicente López. Es decir, divide la Ciudad de la provincia de Buenos Aires. Axel Kicillof hizo pública su postura de no adherir al protocolo de Bullrich, por lo cual, si los manifestantes no cruzan la Avenida General Paz, que separa el barrio porteño de Saavedra de Vicente López no habrá incidentes como sí ocurrió el 18 de marzo cuando la Policía de la Ciudad avanzó con carros hidrantes y la Infantería al sostener que los piqueteros había cruzado el límite que divide CABA y la provincia de Buenos Aires, en ese caso la intersección de las avenidas Cabildo y Maipú. Los manifestantes denunciaron que fueron reprimidos en un momento en que no lo habían hecho y protestaban contra el Gobierno de Javier Milei de manera pacífica.

El resto de los cortes previstos también intentarán interrumpir el tránsito hacia Capital Federal, pero desde provincia de Buenos Aires.

Los piqueteros de izquierda exigen que la CGT llame a un paro general activo con movilización y que anuncie un “plan de lucha” contra los despidos en el Estado, el plan económico, la desarticulación de programas sociales y la falta de alimentos en comedores y merenderos comunitarios que impulsa La Libertad Avanza.

La central obrera maneja sus propios tiempos y no se dejan presionar. Es más, cuentan con el apoyo de la dirigencia de la UTEP que se movilizo codo a codo el 1° el mayo. El 9 el paro general será por 24 horas y se convertirá en la segunda medida de fuerza contra el Gobierno de Milei.

El primero, por 12 horas, se concretó el miércoles 24 de enero. Desde el retorno de la democracia, ningún presidente enfrentó un paro general tan rápido: Milei lo tuvo a los 45 días de gestión. Le sigue Fernando De la Rúa (Alianza-UCR), quien tuvo su primer paro al tercer mes de administración.

Desde 1983, Raúl Alfonsín (UCR) fue el presidente que enfrentó más paros generales. Cristina Fernández de Kirchner (Frente para la Victoria) -en su primer mandato- y Alberto Fernández (Frente de Todos) no tuvieron paros generales.

“Denunciamos el desguace del programa Potenciar trabajo y la reducción a la mitad del salario de 200 mil trabajadores y trabajadoras del sector y congelamiento desde noviembre del 2023. Seguimos en la calle por trabajo genuino y todas nuestras reivindicaciones”, le dijo a este medio, Belliboni, líder del Polo Obrero.

Silvia Saravia, dirigente de Libres del Sur opinó que: “El gobierno de Javier Milei sigue ajustando sobre los que menos tienen. No solamente sigue sin entregar alimentos para comedores y merenderos, sino que ahora en el Potenciar Trabajo ha dado un nuevo golpe que se suma al congelamiento. Aquellos que tenían tareas de trabajo ya no las tienen, no hay una contraprestación y en ese sentido, desconociendo esas actividades, han quitado parte de los cobros. Por eso seguimos en estado de alerta y movilización. Por eso el 7 de mayo habrá una nueva jornada nacional”.

Desde el MTE, una de las organizaciones que forman parte de la UTEP, y referenciada en el ex candidato presidencial de Unión por la Patria, Juan Grabois, también se mostraron muy críticos hacia la administración federal.

“Siguen avanzando en destruir lo poquito que se había logrado construir en estos más de 20 años que llevamos adelante organizándonos junto a la economía popular. Finalmente destruyeron el sueldo de los trabajadores que más tarea realizan en las cooperativas y comedores”, le dijo a Infobae. Nicolas Caropresi y explicó que se trata de: “Cartoneras encargadas de clasificar los materiales en los centros verdes, cocineras que a pesar de la falta de entrega de alimentos seguían cocinando y organizando colectas para poder contar con insumos, pibes que acompañan a otros pibes en la lucha contra las adicciones, mujeres que acompañan a otras mujeres en refugios para escapar de la violencia y ciento de miles de trabajadores y trabajadores vieron reducido a la mitad su ingreso con la eliminación de los nexos y plus que existían en el potenciar trabajo”.

Para el dirigente social, estás pérdidas de conquistas es un plan sistemático para “destruir” a los sectores más vulnerables. “Primero sacaron los alimentos, luego las obras en barrios populares, intentan destruir las cooperativas, y desaparecer el monotributo social. En su odio a algunos dirigentes estos revanchista con plata son extremadamente crueles con los que no tienen nada”.

Para el dirigente del MTE estos son algunos de los argumentos por los cuales mañana ganarán las calle. “Necesitamos que quienes toman las decisiones revean la crueldad de sus medidas. Están convirtiendo el Salario social y la política de derecho e incentivos al trabajo, en planes, es decir, no pretenden ni hacer seguimiento ni están armando algo en formación que vaya a garantizar el acceso a los cursos para el millón de compañeros y compañeras, básicamente están convirtiendo una política laboral en una desasistencia lisa y llana”, opinó Caropresi.

Otro de los dirigentes que convocó a los cortes, piquetes y protestas de mañana es Alejandro Gramajo, el secretario general de la UTEP: “Vamos a iniciar un plan de lucha integral de lucha que se volverá a ver en las calles el martes 7, pero que ya iniciamos. El 1° de mayo nos movilizamos junto a la CGT, los días anteriores al paro general del 9 de mayo vamos a desarrollar esta agenda sorpresiva, la idea es que culmine con una gran marcha federal contra el hambre y la pobreza, le anticipó a este medio.

La de mañana será una prueba más para el Gobierno y la ministra Bullrich, pero también para los piqueteros y organizaciones sociales que hasta ahora no consiguieron empatizar con el resto de la población sus reclamos como sí sucedió, por ejemplo, con la parcha por el presupuesto universitario y la educación pública. Ese será quizás, el mayor desafío de aquí en adelante.

Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí