MÁS INTENDENTES DEL PRO AMENAZAN CON DEJAR IOMA Y DESDE PROVINCIA LOS CRUZAN: «ES UNA MOVIDA ELECTORAL»

0
362

Sigue el conflicto entre el PRO y la obra social estatal. Más municipios del PRO evalúan desafiliar a sus trabajadores del IOMA. Desde el gobierno de Axel Kicillof aseguran que es una medida electoralista y que juegan con la salud de los municipales. “Es perverso”, dijo el titular del IOMA.

La decisión del intendente de San Nicolás, Manuel Passaglia, de desvincular a sus empleados municipales del IOMA llevó a otros jefes comunales del PRO a amenazar con seguir el mismo camino. En San Isidro, Pergamino y Olavarría también quieren cortar lazos con la obra social del Estado bonaerense. Desde el IOMA lo atribuyen a la campaña electoral y a la interna que afronta Juntos por el Cambio: «Buscan que el gobernador Axel Kicillof pague algún costo y en el medio dejan a los trabajadores sin cobertura».

El conflicto se inició con la decisión de Passaglia, a comienzos de marzo, cuando anunció que los 750 trabajadores del municipio dejarían de tener IOMA como servicio de prestación médica y pasarían a tener otra obra social. Argumentó que el servicio era deficiente y que había atraso en los pagos a los prestadores. Envió un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante para hacer oficial la desvinculación -que en el gobierno provincial tildan de «irregular»- y esta semana realizó un llamado a licitación en busca de una nueva cobertura de salud.

En realidad no es el primero. En 2021, el intendente de Capitán Sarmiento, Javier Iguacel, ya había cortado lazos con IOMA también bajo el argumento de que el servicio era pésimo. Iguacel ya se lanzó a la competencia por la Gobernación bajo el ala de la titular del PRO, Patricia Bullrich, y promete en campaña que, si es elegido gobernador, le dará «libertad de elección» a docentes, policías y estatales en general para que puedan irse de IOMA.

En los últimos días, el intendente de Pergamino, Javier Martínez; y sus pares de Olavarría, Ezequiel Galli, y de San Isidro, Gustavo Posse, aseguraron que evalúan romper con IOMA. El jefe comunal sanidrisense resolvió crear una «comisión de estudio» integrada por concejales, el Ejecutivo y el sindicato municipal para evaluar las prestaciones del IOMA.

Bajo impacto

En la actualidad están adheridos al IOMA los trabajadores de 130 municipios. Según datos oficiales, son 395 mil los afiliados comunales sobre un padrón total de 2.110.000 que tiene el Instituto. En el gobierno de Axel Kicillof explican que la desvinculación de los municipios PRO no impacta en los números del Instituto, ya que el aporte que realizan los trabajadores municipales en general es bajo en comparación con lo que denomina la cápita de egreso, es decir lo que consumen en servicios de salud. En promedio, mientras el aporte promedio de un municipal es de 7 mil pesos, el egreso es de 11 mil pesos. Por esto, el grupo es considerado «deficitario».

«Es un grupo deficitario por los sueldos bajos de los municipales. Los afiliados provinciales son los que financian a los municipales porque tienen mejores sueldos. Si fuese una discusión económica, le convendría al IOMA, pero no es en absoluto económica. Nos preocupa porque la desafiliación es intempestiva, repentina, sin ningún aviso ni diálogo previo», explica a Tiempo el presidente del IOMA, Homero Giles.

El funcionario aclara que, hasta el momento, San Nicolás no avisó oficialmente al IOMA que deja la obra social a partir de abril, más allá de los anuncios mediáticos. Y apunta que la ordenanza que aprobó el Concejo nicoleño es «irregular» porque habla de que los empleados que así lo quieran pueden permanecer en IOMA, pero eso no está permitido por ley. «Tanto la ley del IOMA como la ley de obras sociales nacional son muy claras cuando dicen que el empleador debe hacer un convenio por todo el grupo de trabajadores, no por partes», señala explicando que cuando Passaglia firme convenio con otra obra social deberá hacerlo por los 750 afiliados, en realidad 1400 si se tiene en cuenta a sus familias.

«Venden una fantasía de que van a tener libre elección de obra social pero es mentira. Se manejan en base a la desinformación, a un discurso liberal que habrán estudiado, pero que no tiene nada de sustento técnico ni jurídico. Mientras construyen eso dejan a esta población en una incertidumbre tremenda y sin cobertura de salud», remarca Giles, quien aseguró que Passaglia «nunca se mostró preocupado ni se acercó a nadie de la obra social».

Golpe de efecto electoral

El titular del IOMA también asegura que, el municipio de Capitán Sarmiento «cambió tres veces de gerenciadora» desde que dejó el IOMA y que además le cobran a los afiliados. Y vuelve a remarcar que para las obras sociales privadas los municipales son un grupo de afiliados deficitario. «En San Nicolás, el aporte promedio es de 5 mil pesos. Es imposible que alguien te quiera aceptar a este grupo de afiliados, a menos que el municipio decida poner mucho dinero encima, que es lo que correspondería pero no es lo que está pasando en Capitán Sarmiento porque le están cobrando a los afiliados», ejemplifica.

La decisión de los intendentes del PRO es leída como un golpe de efecto en el marco de la campaña electoral que se avecina. «El escenario está claro. Empieza la campaña electoral, hay mucha interna para ver quién va a ser candidato en Juntos y esto fue muy sincronizado y solamente en municipios del PRO, ni siquiera en comunas radicales», aclara Giles. Y agrega: «Buscan que el gobernador pague algún costo. Es una movida con un interés meramente electoral que no tiene sustento ni fundamento, pero el problema es que dejan a personas sin cobertura de salud por una disputa electoral. Es perverso».

La medida tomada por Passaglia fue aplaudida tanto por el ex presidente Mauricio Macri como por la diputada María Eugenia Vidal. En la misma línea que el gobernador Axel Kicillof en la apertura de sesiones, Giles no escatima críticas hacia la ex gobernadora. «En Juntos hablan de un IOMA ineficiente. La ex gobernadora tiene un lugar en la historia de IOMA por haber dejado una deuda de más de 10 mil millones de pesos hace 3 años atrás y con un déficit económico insólito. Es imposible dejar al IOMA con déficit, pero Vidal lo hizo», sentencia.

Tiempo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí