TRAS LA SORPRESA, EN EL CÍRCULO ROJO VEN CON MEJORES OJOS A MASSA PARA LA SEGUNDA VUELTA  

0
42

El candidato oficialista aparece como la nueva opción para el poder concentrado, tras la debacle de Bullrich y JxC. En la agenda de Milei escasean las reuniones con empresarios.

La victoria del candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, en el primer llamado de las presidenciales 2023 tomó por sorpresa a buena parte del empresariado, que esta semana se lanzó al debate de cara al balotaje en el que el oficialista se volverá a medir, esta vez mano a mano, con el referente de La Libertad Avanza, Javier Milei.

En la previa de la votación general, la preferencia de los hombres de negocios se inclinaba mayoritariamente por la fórmula de Juntos por el Cambio, encabezada por Patricia Bullrich. La candidata venía de cosechar elogios (y alguna ovación) en varios de los foros más importantes del sector privado. Se le destacaba su experiencia en gobiernos anteriores y su propuesta de un plan económico concreto, que iba a estar a cargo de un economista conocido en el ambiente como Carlos Melconian.

Milei sedujo desde el vamos a una buena parte del llamado círculo rojo, atraído por el perfil económico del candidato y por su carácter extravagante. Pero el ultraderechista no terminaba de generar un consenso importante en sectores productivos de la economía, especialmente entre las pymes, con las que el hombre de LLA mantuvo siempre distancia.

Así y todo, llegó a la contienda como el candidato mejor perfilado y hasta con chances de consagrarse presidente en la primera vuelta. El domingo a la noche, con el resultado favorable a UP estalló el desconcierto entre muchos propietarios y dirigentes de empresa.

En cambio, los que temían por el avance de LLA creen que la candidatura de Massa se consolidó y tiene mayores posibilidades para el balotaje.

Entre estos está José Urtubey, director de Celulosa Argentina y exdirigente de la Unión Industrial Argentina, que después de la primera vuelta declaró su voluntad de salir convencer a su pares industriales de la necesidad de votar por la propuesta del oficialismo.

«Más que por Massa se está discutiendo qué país queremos», reflexionó el empresario en diálogo con Tiempo. «No sólo como empresario sino como ciudadano creo que la propuesta de Milei es inconveniente porque ataca el ADN cultural: cuando va contra la justicia social no le pega ni a la iglesia ni al justicialismo, sino a la cultura nacional. Por eso creo que los industriales y la gente en general se va a concientizar» de cara a la segunda vuelta.

En el entorno de Milei aseguran que el candidato de LLA no aprovechó la semana para reunirse con empresarios y tratar de sumar apoyo del capital para fortalecer su propuesta. Tampoco tiene encuentros en agenda para la semana próxima.

En cambio, Massa logró una foto que esperó por varios meses con las empresas de telecomunicaciones. El cruce se produjo martes en el CCK, cuando se presentó el resultado de la subasta de frecuencias para operar servicios de 5G, un acto que contó con la participación de dirigentes de Telecom (Grupo Clarín), Claro (América Móvil) y Movistar (Telefónica).

Massa agradeció a las compañías por participar de la subasta pese a las turbulencias políticas y económicas que caracterizaron al período post PASO y destacó su voluntad de llevar adelante la subasta como una política de Estado pensada para el largo plazo.

En su discurso se manifestó a favor de la formación de precios como resultado de la competencia, una señal para un sector que reclama la anulación del DNU 690 que atribuye al Enacom la facultad de fijar tarifas y está vigente desde el inicio de la pandemia.

En otro gesto de proyección a futuro, alentó a las empresas a continuar con las inversiones para desarrollar las redes necesarias para que el 5G funcione en su plenitud, un desembolso que calculó en el orden de los U$S 1000 millones por cada operadora.

Los dirigentes que asistieron en representación de las empresas evitaron hablar directamente sobre el proceso electoral y el resultado del domingo, pero destacaron su interés en la implementación de políticas de Estado que se sostengan más allá de los cambios políticos.

Alejandro Quiroga López, director de Asuntos Regulatorios e Institucionales de Claro, dijo a Tiempo que «esto era un paso que Argentina tenía que dar, como una política de Estado independiente de los procesos electorales. No nos corresponde opinar sobre las elecciones, pero sí pensamos que es importante entender que las redes se construyen en más de cuatro años y no se puede parar la construcción en función de los cambios electorales». «

Otros respaldos para el candidato oficialista

El empresario Daniel Vila, uno de los principales accionistas del Grupo América, declaró que Javier Milei «no tiene la actitud de una persona en la que se deposita la confianza para gobernar un país». Lo hizo después de una entrevista que Milei concedió a A24, en la que el candidato presidencial reaccionó violentamente, molesto por ruidos del estudio de televisión.

En la Cámara de la Construcción destacaron la propuesta de Massa como más viable que la del candidato ultraliberal. Milei sigue sin aclarar cuáles son sus planes para la obra pública y lo poco que dejó saber motiva la oposición del empresariado sectorial.

Las entidades representativas del mundo agropecuario se cuidaron de definirse por un candidato en particular y adelantaron que pedirán audiencias a los dos en carrera.

La Cámara de Comercio publicó un comunicado en el que llamó a «bajar la exaltación de los ánimos y de las pasiones virulentas» y a priorizar el diálogo.

La Cámara Argentina de la Mediana Empresa lamentó que sigue sin poder contactar al candidato opositor, que rechazó varias invitaciones.

Tiempo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí