SE NORMALIZA LA INFLACIÓN EN RUSIA TRAS ESTABLECER UN PATRÓN ORO: LA SUBA DE PRECIOS CAYÓ AL 3,5% INTERANUAL

0
268

El Gobierno logró la estabilización de los precios a pesar de las sanciones de Occidente valiéndose una fuerte apreciación del rublo. La restauración de las compras de oro a una paridad fija y estable permitió sortear el shock provocado por la guerra en Ucrania.

El Gobierno de Vladímir Putin logró controlar la inflación, después de haber tenido que lidiar con un violento shock cambiario y de precios desde marzo de 2022, luego de lanzar una invasión a gran escala en Ucrania.

Esto lo logró con una estrategia muy distinta a la de cualquier otro país que busca combatir la inflación. Putin autorizó a la directora del Banco Central de Rusia, Elvira Nabiúllina, a implementar un pseudo-patrón oro que permita la convertibilidad fija entre el rublo y el oro.

El Banco Central ruso se comprometió en abril del año pasado y todavía sigue hasta la fecha, a pagar 5.000 rublos por cada gramo de oro, y esta paridad se mantiene fija.

Gracias a esta estrategia, luego de un año de baja gradual de la inflación, los precios minoristas aumentaron solamente un 3,5% interanual en marzo de 2023, con una variación mensual en torno al 0,4% con respecto a febrero.

Se observa un fuerte proceso de desinflación con respecto al 17,8% de incremento anual que se registró en abril de 2022. Con estos niveles, se retorna al nivel de inflación más bajo desde julio de 2020.

Este esquema monetario fue muchas veces comparado al “patrón oro” por vincular el rublo con una paridad fija en este metal, pero realmente no es el caso porque si bien el Banco Central se compromete a comprar oro, no se atañe a ninguna obligación para venderlo ni a particulares, ni a bancos ni a otros países (lo cual lo diferencia de otros sistemas como por ejemplo Bretton Woods o el propio patrón oro tradicional).

El Gobierno ruso puede valerse de esta paridad fija por la influencia que tiene sobre los productores locales de oro, ya que el país se posiciona como el tercer productor de oro más importante del mundo. Se articula una suerte de “subsidio” para fomentar la capitalización de la autoridad monetaria.

Pero el hecho de que no se haya aplicado un patrón oro propiamente dicho no significa que la medida no haya tenido éxito en domar la inflación, más bien todo lo contrario. Junto con otra serie de medidas, las compras de oro a una paridad fija acentuaron activamente la apreciación del rublo frente al dólar y esto se conformó como la principal ancla anti-inflacionaria del sistema. 

Las compras de oro contribuyen a recapitalizar al Banco Central de Rusia, porque el precio fijado es más barato de lo que realmente vale el oro en los mercados internacionales. Cuanto más crece la capitalización del banco, mayor es la relación entre activos y pasivos (la base monetaria en rublos) y por lo tanto esto culmina con la apreciación de la moneda.

No es la primera vez que Rusia adopta este tipo de medidas, el Banco Central ya compraba oro a una paridad fija hasta marzo de 2020 (cuando debió suspender el proceso por el shock de la pandemia). Más tarde, reanudó las compras en marzo de 2022 pero las sanciones por el conflicto bélico en Ucrania dispararon la demanda doméstica de oro y obligaron al Gobierno a volver a suspender las compras hasta después de haberse estabilizado. Cuando esto ocurrió, a partir de abril se normalizó el proceso otra vez.

El tipo de cambio nominal frente al dólar cayó más de un 44% entre abril y junio con respecto al máximo alcanzado en marzo, y al cierre de febrero se mantuvo hasta un 5,6% por debajo del nivel que tenía antes de la guerra. Asimismo, el tipo de cambio real se vio drásticamente apreciado por la evolución de los precios.

La Derecha Diario

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí